Adolescentes cuentan cómo se manifiesta la violencia en el noviazgo

Medio: La Voz

Fecha: 30.10.2017

Como parte de una campaña de la fundación Feim, escribieron microrrelatos basados en su experiencia y la de sus conocidos. Sirve para conocer los modos más sutiles en los que se expresa la violencia de género.

Adolescentes de distintas partes del país participaron de una campaña que busca prevenir la violencia en el noviazgo. Para eso, luego de reflexionar en el tema, escribieron microrrelatos basados en su experiencia y la de sus conocidos. Esos textos breves sirven para conocer los distintos modos en que se puede expresar la violencia de género en la adolescencia, muchas veces de manera sutil.

La iniciativa corrió por cuenta de la Red Nacional de Jóvenes y Adolescentes para la Salud Sexual y Reproductiva (RedNac) y la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (Feim), con el apoyo del Instituto Nacional de las Mujeres (Inam).

Participaron grupos juveniles integrantes de la RedNac ubicados en Salta, Jujuy, Córdoba Capital, Villa Allende, Santiago del Estero, La Pampa, Entre Ríos, provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Los celos, el control, la desvalorización, el aislamiento y las amenazas son formas de agresión que muchas veces pasan desapercibidas y solapadas en actitudes que se naturalizan. Si no se actúa a tiempo, la violencia en noviazgos adolescentes puede alcanzar mayores niveles de agresión, incluso hasta el femicidio”, advierten desde Feim.Los microrrelatos describen situaciones de violencia sutil en la pareja que muchas veces son pasadas por alto o minimizadas.

A continuación, una selección de textos.

“Cuando caminábamos juntos, si pasaban amigas y yo las saludaba, me pellizcaba”. (Grupo Promotores de Salud de Villa Allende, Córdoba)

 “Anoche intenté dejar a mi novio, la relación no da para más, pero él me amenazó con que si lo dejo se mata, y no quiero que eso pase”. (Grupo Acción Adolescente contra la violencia de género / CEIM de San Nicolás, Buenos Aires)
“Siempre que arreglamos para vernos me cancela a último momento, llega tarde o se olvida. El otro día se lo dije y me contestó que él no era como yo que no hacía nada de mi vida”. (Grupo Metropolitano de RedNac de CABA y conurbano)
“Después de tener relaciones me sacaba fotos desnuda. Le dije que no me gustaba y me respondió que era una exagerada y que como era mi novio podía hacerlo”. (Grupo Jopro de Jujuy)
“Mi mamá me dijo que no importa si a veces me grita porque igual me quiere, que no es para tanto, que así quejándome voy a quedar sola”. (Grupo promotorxs sin violencia de Córdoba capital)
“Hoy intercambiamos celulares, vos te llevas el mío yo el tuyo. Si no querés, es porque algo escondés”. (Asociación Civil Yanina de Entre Ríos).
“Dice que es mejor tener la ubicación prendida en el celu, es una forma de saber en dónde estoy. Si no lo atiendo, no para de llamarme”. (Jóvenes Pampeanos por la Salud Sexual y Reproductiva de Macachin, La Pampa)
“Cuando tengo un examen se enoja o dice que me quiere dejar porque no le presto atención”.(Grupo Aludis de Salta)
“Cuando estamos en grupo me pone apodos que me hacen sentir mal. Le pido que pare y dice que es broma”.  (Grupo Aludis de Salta)
Mi novio me reclama: “¿por qué salís con esos chicos?”. No entiendo sus celos, si ahora estoy con él. (Grupo Cero en conducta de Santiago del Estero)

Señales

“En los relatos aparece fuertemente el uso de celulares y redes sociales para controlar los movimientos y vínculos de la pareja, la idea de los celos como muestra de amor verdadero, la posesión y dominio del tiempo, el cuerpo y la vida de las mujeres como un derecho adquirido por el varón por solo hecho de estar noviando”, comentó Nayla Procopio, coordinadora de la RedNac.

Los mensajes escritos por los adolescentes están siendo difundidos por redes sociales y a través de la web de la campaña No comamos perdices. Derribando mitos del amor romántico por noviazgos sin violencia.

Como parte de esa campaña, difunden algunas señales de advertencia que es necesario conocer y reconocer.