Crean el Instituto Nacional de las Mujeres

Medio: Agencia Télam
Fecha: 06.09.2017

La creación del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), que funcionará en reemplazo del Consejo Nacional de las Mujeres, según se publicó hoy en el Boletín Oficial, fue celebrada por una parte del movimiento feminista porque “jerarquiza al organismo que genera políticas públicas”, aunque algunas dirigentes advirtieron sobre la necesidad de aumentar el presupuesto destinado a la lucha por la igualdad de géneros.
“Luego de 25 años de existencia, el Consejo se encontraba como un organismo que se perdía en la estructura estatal; con la creación del INAM como un ente descentralizado ganamos autonomía, manejo de presupuesto y la posibilidad de ampliar el marco de acción; es en definitiva la jerarquización del organismo que rige las políticas públicas de género”, dijo a Télam Fabiana Túñez, quien dirigirá el INAM luego de ejercer la misma función en el CNM.
En los argumentos de la creación del INAM -que constituye el capítulo dos del decreto 698/2017 en el que también se creó la Agencia Nacional de Discapacidad para cumplir las funciones que hasta ahora desempeñaban la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Dispacidad (Conadis)- se establece que tiene como finalidad “potenciar los lineamientos de la Ley N° 26.485, profundizando un modelo inclusivo y de participación con equidad”.
Hasta el momento, el CNM funcionaba bajo el Consejo Nacional de Políticas Sociales, presidido por la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley y dentro de la órbita de Presidencia de la Nación.
“El INAM será un organismo descentralizado con rango de Secretaría de Estado que funcionará dentro de la órbita de Desarrollo Social y este cambio nos brinda un presupuesto de manejo directo que hasta el momento no teníamos, lo que nos permitirá llegar a más mujeres y poder realizar un desarrollo territorial mayor”, señaló Túñez.
En el mismo sentido, Mabel Bianco, de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), sostuvo que “nos parece auspicioso que se eleve el rango del organismo, entendemos que tendrá mayor autonomía y manejo de su presupuesto lo que le dará mayor agilidad porque elimina trabas burocráticas”.
“Aunque como parte del movimiento de mujeres lo que nosotras exigimos es un mayor presupuesto, pero no sólo para este organismo, sino para todos los ministerios, ya que la ley es clara en exigir que cada cartera del Ejecutivo asigne un presupuesto específico y esto no ha sido claro jamás”, advirtió Bianco.
El decreto fija que se transferirán al INAM “los créditos presupuestarios, bienes, personal y dotaciones vigentes a la fecha, con sus respectivos niveles, grados de revista y Funciones Ejecutivas previstas en el Decreto N° 2098/08 y modificatorios del Consejo Nacional de las Mujeres”.
Además, se estableció que hasta tanto la estructura del INAM cuente con plena operatividad, “el Servicio Administrativo Financiero y el Servicio Jurídico Permanente del Ministerio de Desarrollo Social prestarán los servicios relativos a la ejecución presupuestaria, contable, financiera, de compras, de recursos humanos y en materia jurídica”.
La dirigente socialista y especialista en cuestiones de género María Elena Barbagelata sostuvo que “la pelea histórica del movimiento de mujeres era elevar al organismo (CNM) a rango de ministerio” y consideró que con la reforma que ubica al INAM en Desarrollo Social se pierde la oportunidad de priorizar la lucha por generar mayores niveles de igualdad en una sociedad con profundas conductas discriminatorias”.
Desde la agrupación feminista y socialista Las Rojas, Manuela Castineiras señaló que “no es una noticia ni buena ni mala ya que lo que esperamos es que se fije un presupuesto que atienda a los problemas de base que reproducen las violencia de género”.
Entre ellos, Castiñeiras mencionó la necesidad de “generar empleo genuino y vivienda ya que sabemos que la dependencia económica hace que muchas veces las mujeres no puedan denunciar la violencia y deban seguir en el mismo techo que su agresor”, y afirmó que “hacen falta más refugios para aquellas que sí pudieron denunciar pero no tienen dónde ir”.
“Más allá de la autarquía en el manejo del presupuesto o de a qué órbita pertenece, el tema es la decisión política de luchar contra la violencia hacia las mujeres”.