MABEL BIANCO PIDIÓ CAMBIAR PAUTAS CULTURALES QUE MANTIENEN LA SUBORDINACIÓN DE LAS MUJERES Y NIÑAS Y RECLAMÓ RECURSOS PARA LAS ORGANIZACIONES DE MUJERES

(el 17 de febrero)

“Debemos lograr cambiar las pautas que mantienen la subordinación de las mujeres y niñas”, dijo Mabel Bianco ayer en el 60º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW por su sigla en inglés), que se realiza en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

La titular de FEIM y co-presidenta del Comité de ONG para América Latina y Caribe para CSW (CoNGO CSW LAC) aseguró que el movimiento de mujeres de la región quiere trabajar conjuntamente con los gobiernos en la implementación de la Agenda 2030, pero exigió que “se comparta no sólo la voluntad política sino también los recursos, los cuales deben incluir la financiación de las organizaciones de mujeres”. “Para la igualdad, se debe incorporar a todas las mujeres, e insisto: todas sin dejar ninguna atrás”, agregó Bianco y concluyó reclamando el esclarecimiento del asesinato de la defensora de derechos humanos hondureña Berta Cáceres.

Bianco habló en la mañana de ayer en la Sesión Interactiva con Ministros bajo el tema: “Construyendo alianzas para la implementación de la responsabilidad de género en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable”. “Esta fue una sesión en que hablaron ministras y ministros, se había abierto a las ONG para participar y hablamos alrededor de quince representantes de la sociedad civil de todo el mundo”, explicó. Por la región de América Latina y Caribe se expresaron Tarcila Rivera, de Chirapaq–Perú, y Bianco, como titular de FEIM y co-presidenta CoNGO CSW LAC. A su vez, tomaron la palabra cerca de 60 autoridades gubernamentales, entre ellas Fabiana Tuñez presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres de Argentina.

Al inicio de su exposición, Bianco aclaró que hablaba en nombre del movimiento de mujeres y feministas de América Latina y el Caribe, que en enero se reunió en CEPAL con las Ministras de la Mujer de los países de la Región para intercambiar sus propuestas para esta 60 Sesión de CSW.

La presidenta de FEIM señaló que en muchos casos el movimiento de mujeres de la región trabaja junto a los gobiernos en la implementación de la Agenda 2030, “pero ahora queremos profundizar”. “Ofrecemos la experiencia de más de 20 años trabajando en la implementación del Programa de Acción de la IV Conferencia Internacional de la Mujer de Beijing y que ahora nos permitirá avanzar en esta nueva Agenda”, dijo Bianco pero aclaró: “Este trabajo conjunto lo hacemos sin perder nuestra identidad ya que no somos el gobierno, pero también pidiendo que se comparta no sólo la voluntad política sino también los recursos, los cuales deben incluir la financiación de las organizaciones de mujeres”, remarcó.

“Nuestro trabajo conjunto –continuó- debe lograr cambiar las pautas que mantienen la subordinación de las mujeres y niñas. Esto requiere cambios de parte de mujeres y hombres y para esto necesitamos educar a niñas y niños sobre cómo decidir sobre su sexualidad, sin tenerle miedo a las palabras. Esto es clave para poder disminuir la infección del VIH en nuestras adolescentes que sigue creciendo, el embarazo forzado de niñas, la violencia contra mujeres y niñas y el femicidio que sigue en aumento, además de otras prácticas nocivas”.

Por último, Bianco afirmó: “necesitamos eliminar la violencia contra las mujeres defensoras de derechos de las mujeres y por eso usamos este brazalete negro porque pedimos el esclarecimiento del asesinato de Berta Cáceres, defensora de los derechos humanos de Honduras. Decimos: ¡Ni una menos!”.

“El empoderamiento de la mujer y su vínculo con el desarrollo sostenible” es el tema prioritario de esta reunión anual de alto nivel, que reúne del 14 al 24 de marzo a representantes de países, activistas, organizaciones de la sociedad civil, expertas y el sector privado.