Mabel Bianco: “El aborto legal es una necesidad sentida de la población”

Por: Sebastián Reinaga

En una entrevista con El País Digital, la presidenta de la fundación FEIM habló sobre su postura respecto al proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, cuestiona a quienes se oponen argumentando “salvar las dos vidas”, y asegura que la iniciativa será ley.

 

La fundadora y presidenta de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), Mabel Bianco, fue una de las reconocidas especialistas de la medicina que defendió con firmeza el proyecto de legalización del aborto durante las exposiciones en los plenarios de las comisiones del Senado. “Acá no se discute aborto sí o aborto no, se discute aborto clandestino o aborto legal y transparente para que la mujer deje de sufrir”, aclaró en una entrevista con El País Digital.

La médica, de extensa trayectoria en salud pública, habló sobre su postura respecto al proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, cuestionó a quienes se oponen sólo argumentando “salvar las dos vidas”, y aseguró que la iniciativa será ley. “Es una necesidad sentida de la población”, destacó.

¿Cuán importante es que se haya dado el debate sobre el aborto en el Congreso?

Yo creo que esto era un debate pendiente y no por nada se demuestra en el interés que generó. Aquí no hubo propaganda, lo que hubo es la gente planteándolo. Y esto es lo interesante porque quien no ha tenido, conoce, sabe, de alguna mujer que ha pasado por un episodio de estos y con la necesidad y lo mal que lo viven. Bueno creo que esto explica la situación, sin embargo parece que hay algunos senadores o senadoras que no entienden esto

¿Cuál es su postura sobre el aborto?

Nosotros lo que estamos diciendo, y en este momento fundamentalmente, pero siempre fue así, es que nadie quiere el aborto. Si encuentran una mujer que diga que se embarazo para tener el gusto de pasar un aborto les doy un premio, no existe eso. En cambio sí existen las mujeres que en un momento dado de su vida, porque no es tampoco a lo largo de toda la vida, no puede tener y seguir ese embarazo, por algún motivo diverso y a veces se superpone, pero bueno no interesa. En esos casos la dejamos a la mujer sola y eso es lo que no podemos seguir haciendo. Porque la clandestinidad es lo malo, todo lo clandestino permite extorsión, a la mujer la extorsionan con plata, le piden hasta por una pastilla más de lo que deberían, además la obligan a hacer todo en forma silenciosa, oculta, no puede decírselo a nadie, si lo dice, le dicen que está haciendo algo malo, la señalan y la discriminan. Bueno todo eso es todo lo negativo que tiene lo clandestino y todos los sabemos y en otros campos también, entonces esto es lo que hay que eliminar. Aquí  estamos discutiendo no aborto sí o aborto no, aborto clandestino o aborto legal, transparente, limpio, y eso no va a aumentar los abortos, esto lo que va a hacer es que las mujeres no van a tener que sufrir, no van a tener que pasar por esto y la que no lo decida no lo hará y ya está.

¿Qué opinión tiene sobre principal argumento que esgrimen los que están en contra del aborto que es “salvar las dos vidas”?

Bueno, todos estamos de acuerdo también con eso, pero el problema es: las dos vidas no valen lo mismo. Todos sabemos que las células tienen vida y eso no lo discutimos, pero una cosa es la vida y otra cosa es la persona humana, y ahí donde viene el embrión: todavía no tiene derechos desde el punto de vista nuestra formalidad y esto lo dice Código Civil y lo ratificamos con el nuevo Código, que ya no están nuevo, cuando se aprobó en el 2015. Entonces, aquí la situación es que todos queremos eso pero lo que da eso como consecuencia es que en muchísimo casos terminamos arruinando las dos vidas y ninguno de los dos sobrevive, eso es lo que no queremos. Eso es lo que le pasó a Ana María Acevedo, esta chica santafesina  de 21 años, madre de tres hijos, que empieza con un dolor de muela que terminó siendo un dolor de maxilar, ese tumor de maxilar cuando al final le hacen el diagnóstico, como se lo hacen previo a hacer el tratamiento en época de navidad, la mandan a la casa para que pase las fiestas con su compañeros, sus hijos y su familia, no le indican un método anticonceptivo, obvio vuelve embarazada, cuando vuelve embarazada no le pueden hacer el tratamiento, entonces se murió ella y se murió el niño, y dejó una familia en banda. Eso no es apoyar a las dos vidas.

¿Qué le provocaron las palabras del doctor Abel Albino?

Indignación y creo que lo expresé claramente. Indignación por la irresponsabilidad, porque hemos luchado mucho en este país y en todo el mundo para la prevención de las enfermedades de transmisión sexual y especialmente el VIH sida. Y en esa lucha está totalmente comprobado por toda la comunidad científica y demás, la ironía en esos días se estaba haciendo el Congreso Internacional de sida en Amsterdam, la efectividad del preservativo. Y que él venga a destruir eso con una forma tan cierta de decir algo que es falso, estaba tirando abajo todo el esfuerzo que hicimos de prevención. Entonces la verdad es que me indigné y me pareció una alta irresponsabilidad, y como yo no le podía contestar porque no se podía dialogar, y para que no me echaran directamente dijo esto no lo puedo tolerar, me retiro y me retiré.

¿Qué escenario imagina el 8 de agosto cuando el proyecto se trate en el Senado?

Y bueno uno sabe que cuando las leyes se abren a la discusión, y no se votan porque alguien dio la indicación sino que realmente se discuten, bueno sufren modificaciones. Entonces yo creo que es posible que haya cambio, pero yo creo que va a salir la ley que no va a ser rechazada, que va a haber dos dictámenes y que el dictamen de mayoría va a llegar a la Cámara de Diputados para ser revisado. Y yo creo vamos a tener ley, va a ser ley, quiérase o no, porque esto es una necesidad sentida de toda la población. Porque esto es la mayoría, la mayoría de la gente y no porque la mayoría seamos aborteros.