Debate en Tandil sobre el aborto

Con reflexiones diversas, tuvo lugar un debate sobre el proyecto que busca legalizar el aborto voluntario

Diversos aportes desde lo legal, médico, político y humano se pusieron sobre la mesa en el primer debate sobre el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en la sede del Comité de la UCR. De la mano de Soledad Sarvia y Macarena Isely de Más Vida, Mabel Bianco y Karina Banfi se expusieron diferentes posturas, enfrentadas y en sintonía, a favor y en contra de la legalidad del aborto.

Ante más de cien personas que se hicieron presentes a pesar de la lluvia, la apertura estuvo a cargo de un agradecido presidente del Comité Radical, Matías Civale. En sus palabras hizo referencia a que el partido nunca ha tenido un pensamiento único, sino que desde sus comienzos han dado lugar a las discusiones y debates para fortalecer las ideas de cada uno y de la democracia.

De acuerdo a lo explicado constantemente por quienes defienden la legalización del aborto no supone tomar una posición moral acerca de la interrupción legal del embarazo sino decidir, como sociedad, si se penaliza a la mujer y si se permite que enfermen o mueran por interrumpir el embarazo.

 

El debate se prolongó por más de dos horas y hubo una gran participación del público con preguntas, especialmente de jóvenes.

La defensa del derecho por nacer enfatizada por los representantes de la ONG Más Vida llegó a cuestionar que en el Hospital local se practiquen Interrupciones Legales del Embarazo (ILE), con el Protocolo del Ministerio de Salud de la Nación que aplica lo indicado por la Corte Suprema de Justicia, en el fallo F.A.L, ya que no existen muertes maternas.

Esto fue refutado por Mabel Bianco que indicó que las Interrupciones Legales del Embarazo son justamente para evitar muertes maternas, por complicaciones del aborto clandestino por lo que la ausencia de muertes maternas se explica porque en el Hospital se realizan ILE.

Además, se produjo una fuerte diferencia ya que los representantes de Más Vida consideraron que una niña de 13 años violada que queda embarazada “deja de ser una niña”.

Tanto Mabel Bianco como Karina Banfi aclararon que por qué el proyecto de ley no es anticonstitucional.