Las víctimas no son culpables

(23 de noviembre de 2017)

16 Días de activismo contra la violencia de género. 25 de noviembre al 10 de diciembre

“Qué esperaba a la madrugada después de una fiesta…  que la pase a buscar la carroza ??”

“Por estúpida, debió dejarlo en el primer golpe”

“Salen en minifalda mostrando todo…  y se quejan que le digan algo”

Las frases son comentarios reales publicados en diferentes medios y redes sociales y se usan habitualmente para culpar a las mujeres de provocar las situaciones de violencia de las que fueron víctimas. En el marco de los 16 Días de activismo contra la violencia de género, lFundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) y la agencia creativa Tribal Worldwide lanzan la campaña #NoEsSuCulpa, que denuncia este tipo de argumentos machistas que persisten en el sentido común y pide a revisar actitudes cotidianas que generan una segunda violencia: la revictimización.

La iniciativa busca llamar la atención sobre los prejuicios en torno a las mujeres afectadas por la violencia y focaliza en el daño real que provocan las agresiones digitales de las que son blanco las mujeres a través de Internet.

La gráfica de la campaña muestra a cuatro mujeres que fueron víctimas de diferentes formas de violencia: acoso laboral, violencia doméstica, acoso callejero y violencia sexual. Las mujeres fueron fotografiadas al estilo de una identificación policial y cada una sostiene en sus manos un cartel con su acusación social: un comentario revictimizador. Las frases están basadas en textos reales encontrados en redes sociales y en los comentarios en línea a notas periodísticas. Ellas se muestran con una postura desafiante para expresar que las acusaciones que reciben no son válidas y concluyen rompiendo su “sentencia social”.

La campaña se difunde a través de medios sociales como Instagram, Facebook, Youtube y Twitter y convoca a sumarse a través del hashtag #NoEsSuCulpa.

“A las mujeres que fueron víctimas de violencia, tanto en ámbito público como privado, se las investiga tanto o más que a los agresores, deben demostrar su inocencia. Se las cuestiona por su forma de vida o de vestir, se las desestima si son jóvenes y más aún si son pobres. Ocurre en las redes sociales, en paneles mediáticos y también durante los procesos judiciales. Son así nuevamente violentadas y esa revictimización crea un entorno de impunidad hacia los agresores, justifica la violencia y permite que continúe”, explicó Mabel Bianco, presidenta de FEIM.

“Son expresiones y actitudes muy frecuentes, que incluso toman personalidades públicas como los casos de Cordera o Etchecopar, entre otros, que ahora están siendo cuestionados porque como sociedad no las aceptamos más”, señaló Bianco y agregó: “Es urgente desarmar estas argumentaciones que justifican y legitiman la violencia. Es tiempo de poner el foco en el agresor y sus cómplices, y en las acciones que debe hacer el Estado para la prevención. Para que haya #NiUnaMenos hay que dejar de culpar a las víctimas”, concluyó.

Los 16 Días de activismo contra la violencia de género se extienden desde el 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las mujeres) hasta el 10 de diciembre (Día Internacional de los Derechos Humanos), para reafirmar que la violencia contra las mujeres es una violación a los derechos humanos.