Una campaña sobre el consentimiento en las relaciones sexuales para disminuir el embarazo no planificado en la adolescencia

(6 de octubre de 2017)

 

“Si vos querés pasarla bien pues adelante
pero cuidate porque es muy importante.
Todo es mejor cuando nada es forzado
Cuidense los dos y a los que tenés al lado
Hablar de sexo no es nada de otro mundo
Hacerlo bien te toma solo dos segundos
Que este mensaje llegue de costa a costa
Cuidarse es querer y querer es posta”

El rap creado por el youtuber Julián Torres (Julianero), que alcanzó más de 116.000 vistas durante la “Semana para la Prevención del Embarazo No Planificado en la Adolescencia 2017”, habla sobre el consentimiento y los cuidados necesarios para todas las relaciones sexuales, seguras y placenteras, entre adolescentes. La canción fue parte de la estrategia de la campaña QUERER POSTA, que se desarrolló del 21 al 26 de septiembre con actividades en diferentes ciudades del país y mensajes a través de redes sociales y del sitio www.quereposta.org.

 

“Querer Posta” es una iniciativa de alcance nacional liderada por la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), UNICEF, la Red Nacional de Jóvenes y Adolescentes para la Salud Sexual y Reproductiva (RedNac), Amnistía Internacional, FUSA AC, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) y Fundación Huésped, y contó con el apoyo del programa “Hablemos de todo” de la Dirección Nacional de Juventud. La campaña recibió a su vez la adhesión de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la Nación, el Ministerio de Desarrollo Social de Chaco, el Ministerio de Salud de la provincia de Chubut, la Secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad de General Madariaga, el consejo superior del Colegio de Obstétricas de la provincia de Buenos Aires, entre otros organismos gubernamentales y de la sociedad civil.

 

El objetivo de la campaña es “informar y sensibilizar sobre el embarazo no planificado a adolescentes mujeres y varones a fin de que puedan ejercer su derecho a tomar decisiones informadas sobre sus vidas, incluido si quieren o no ser madres/padres”.  Este año, la campaña se enfocó en concientizar sobre la necesidad del consenso para las relaciones sexuales, en desnaturalizar la coerción y la violencia sexual, y en el derecho de adolescentes a decidir si quieren o no tener relaciones sexuales, cuándo, dónde, cómo y con quién.

 

Durante la campaña, se difundieron mensajes en redes sociales, desarrollados junto a la agencia Social Snack, que buscaron desarmar mitos y creencias falsas sobre la sexualidad y la reproducción en la adolescencia e informar sobre los derechos sexuales y reproductivos de adolescentes.

La campaña incluyó a su vez un despliegue de acciones locales de promoción y difusión con diferentes estrategias destinadas a adolescentes realizadas por grupos de la RedNac -ubicados en Córdoba Capital y Villa Allende (Córdoba), Wheelwright (Santa Fe), Paraná (Entre Ríos), Jujuy, Macachin (La Pampa), Santiago del Estero, San Nicolás (Buenos Aires)-, y por las organizaciones Casa FUSA (en CABA y Vicente López) y Amnistía Internacional (en CABA y Córdoba Capital). “Querer Posta” también estuvo presente con actividades organizadas junto a la Defensoría de Derechos de niñas y niños de la provincia de Misiones y los municipios bonaerenses de Pilar (Dirección de Juventud), Morón (Salud), San Martín (Subsecretaria de Derechos Humanos e Igualdad de Oportunidades), Quilmes (Desarrollo Social) y San Isidro (Punto Digital).

El mensaje de la campaña fue difundido ampliamente por la prensa, con notas publicadas en más de 80 medios gráficos, digitales, radiales y televisivos. (Clipping de prensa para descargar)

 

Embarazo adolescente. Los motivos de la maternidad y paternidad en la adolescencia están vinculados a múltiples factores sociales, económicos y culturales: las dificultades para el acceso a servicios de salud y a la interrupción legal del embarazo; la falta información sobre el derecho a planificar embarazos; la insuficiente educación sexual llega a las escuelas; las representaciones sociales estereotipadas de los roles de mujeres y varones; el abuso y la violencia sexual, entre otros.

 

Coerción sexual, no. Consenso, ¡sí! Una gran cantidad de relaciones sexuales en la adolescencia se produce como consecuencia de coerción sexual sobre las adolescentes, incluso de parte de sus novios o parejas. Coerción sexual es el acto de forzar a otra persona, por medio de violencia, amenazas, insistencia verbal o engaño, a participar de conductas sexuales contra su voluntad. Puede incluir la amenaza o el uso de la fuerza física, la incitación al consumo de alcohol y/o drogas, el chantaje emocional, la mentira, la culpabilización, la insistencia y la presión y en todos los casos se consideran como situaciones de violencia sexual. Según la Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva realizada por el Ministerio de Salud de la Nación, el 4,2% de las adolescentes declaró haber sufrido coerción en su primera relación sexual.

La violencia sexual tiene alto nivel de naturalización y es importante trabajar para eliminar los mitos vinculados a ella. La campaña #QuererPosta abordó el tema del consentimiento necesario para las relaciones sexuales y el respeto al derecho de adolescentes a decidir sobre sus vidas sin coerción ni violencia de ningún tipo.

 

Más información: www.quererposta.org

 

FOTO: Grupo Promotores de Salud de Villa Allende (Córdoba) / RedNac