Ponen como ejemplo al Ni Una Menos para la lucha contra el VIH-SIDA

Medio: Télam
Fecha: 7.12.2016

Por Celia Carbajal

Embajadores de la ONU elogiaron el papel de la mujer en la Argentina y rescataron la solidez en la lucha contra la violencia de género para aplicarla en conseguir una disminución sustancial en los 6.500 casos nuevos de Sida que se diagnostican por año.

Embajadores de la ONU que visitan el país elogiaron el papel de la mujer en la Argentina y rescataron la solidez en la lucha contra la violencia de género para aplicarla en conseguir una disminución sustancial en los 6.500 casos nuevos de Sida que se diagnostican por año en el país.

La existencia de políticas públicas integrales de prevención serán claves para la lucha contra el Sida y la violencia contra la mujer, afirmó hoy la embajadora de buena voluntad de Onusida Alejandra Oraa.

De visita en Buenos Aires como parte de una campaña que abarca desde el día para la eliminación de la violencia de género, el 25 de noviembre, hasta el dedicado a los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, Oraa habló con los periodistas en la sede de la ONU, para promover “buenas prácticas en la respuesta al VIH” y contar la experiencia del Municipio de Merlo con la Red Bonaerense de Mujeres que Viven con VIH.

“Me llamó la atención cómo la sociedad civil pide las cosas al Gobierno y a las entidades, sin ningún temor”, celebró Oraa, periodista venezolana presentadora de la cadena estadounidense CNN en español.

La joven activista reivindicó: “Veo mujeres empoderadas que no piden la palabra (sino que la ejercen); esto no es como en la década del ’80: hay acceso a la información y es necesario que se acabe el estigma” sobre las personas viviendo con virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

“Lo que ha pasado en Argentina con las marchas Ni Una Menos ha escrito historia en toda la región”, que Colombia emuló esta semana con la movilización “Yo soy Yuliana” ante la violación y el asesinato de una nena de 7 años por parte de un arquitecto bogotano de 38.

Comprometida con la campaña para eliminar la epidemia de VIH-Sida en 2030 -denominada 90-90-90 porque apunta a que sean esos los porcentajes de personas que conozcan el diagnóstico, incrementen el tratamiento retroviral y logren carga viral suprimida- la periodista declaró que se va de Argentina “sumamente entusiasmada, alegre, viendo que no sólo son palabras sino acción de la sociedad civil”.

Junto a ella, el especialista en VIH e igualdad de género de ONU Mujeres Edgar Carrasco, informó que “2.100.000 personas viven con VIH en América Latina, y un tercio son mujeres”.

“El VIH ha sido ninguneado como epidemia de mujeres en América Latina, (por lo que) esa municipalización de la respuesta va a ser muy importante”, indicó Carrasco.

Alberto Stella, director de Onusida para Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile, informó que “120.000 personas viven con VIH” en el país, donde son reportadas “6.500 nuevas infecciones por año”.

“Necesitamos que el 90 por ciento sepa su diagnóstico, y el 30 por ciento no lo sabe aún en Argentina”, advirtió.

Stella indicó que “1.400 personas murieron en 2015 por causas vinculadas al sida; y hay entre 80 y 100 nacidos por año con VIH, entonces tenemos que preguntarnos dónde estaba el sistema de salud que no llegó a esa embarazada para lograr cortar con la transmisión vertical”.

“Argentina ha sido pionera en la respuesta; ha dado mucha evidencia científica; ha sido un farol en derechos humanos. Hay que trabajar en el acceso a la justicia, en servicios de salud específicos y en generalizar el programa de educación sexual integral en las escuelas, que es uno de los mejores a nivel mundial”, convocó Stella.

Oraa visitó ayer un proyecto multisectorial liderado por el Gobierno del Pueblo de Merlo y las secretarias de Desarrollo Social y Salud, y se entrevistó con la líder del Consejo Nacional de la Mujer, Fabiana Túñez; la dirigente de FEIM, la médica Mabel Bianco; y la directora de La Casa del Encuentro, Ada Rico.

La embajadora de Onusida expresó admiración por el trabajo del Consejo Nacional de la Mujer, que muestra que “cuando se organiza la queja de manera inteligente, se puede generar un cambio”.

El proyecto de la “Intendencia de Merlo se logró gracias a la petición de las mujeres viviendo con VIH. Los buenos somos muchos más pero tenemos que hacer mucho ruido: así funciona la política de las calles”, concluyó Oraa.

Para leer el cable de la noticia acceder a:https://cablera.telam.com.ar/cable/429837

http://www.telam.com.ar/notas/201612/172911-ponen-como-ejemplo-al-ni-una-menos-para-la-lucha-contra-el-vih-sida.html