Organizaciones piden mayor transparencia en el presupuesto para la igualdad de género

(31 de octubre de 2016).-

 

 

En el día en que diputadas y diputados nacionales tratarán en comisión el proyecto de ley del presupuesto 2017, organizaciones de la sociedad civil demandaron mayor transparencia en la elaboración del presupuesto destinado a distintas áreas para garantizar los derechos de mujeres y niñas, y también en su ejecución y rendición de cuentas. Además, enviarán una carta a los diputados para pedir que el presupuesto del año próximo explicite en forma clara las partidas presupuestarias destinadas a disminuir la violencia contra mujeres, en respuesta a las movilizaciones que llevaron a las calles este reclamo con la consigna “Ni una menos”, así como el presupuesto para el programa nacional de Educación Sexual Integral, que hasta ahora no es desagregado por el Ministerio de Educación.

 

La acción spresupuestoe organizó al cierre de la mesa “Un presupuesto por la Igualdad de género”, que se realizó esta mañana en el Anexo A de la Cámara de Diputados, co-organizada por la Fundación para estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) y la Asociación civil por la igualdad y la Justicia (ACIJ), en el marco de la “Semana presupuesto y derechos” que impulsa ACIJ. El objetivo de la actividad fue analizar la asignación y ejecución de recursos presupuestarios para el debido cumplimiento de derechos de las mujeres.

 

Mabel Bianco y Alejandro Sonis, de FEIM, analizaron las partidas para dos programas clave: el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable y el Programa Nacional de Educación Sexual Integral. “Sobre el primero encontramos datos publicados, pero sobre el segundo fue imposible acceder a información destallada porque no está desagregado por el Ministerio de Educación”, dijo Bianco y añadió: “es un error no haber pedido con más énfasis este aspecto en la ley para poder monitorear mejor la aplicación de este programa. Voy a ocuparme especialmente de reclamarlo ahora”.

 

Sonis, economista especialista en Salud, detalló los montos destinados a la compra de métodos anticonceptivos y mostró las diferencias entre el presupuesto asignado y el efectivamente utilizado año a año. “Cada vez que se cambia la gestión del ministerio de Salud, cae la compra de insumos”, indicó. Bianco destacó que es positivo que desde 2015 el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable tenga presupuesto propio, pero cuestionó la falta de inversión en campañas de comunicación y la realización de una campaña por año nunca se hizo. “Nos preocupa que el programa no  se dé a conocer porque hay muchas mujeres desconocen su existencia y no saben que pueden retirar su anticonceptivo gratis”, dijo la presidenta de FEIM.

dsc_0161

Bianco y Sonis presentaron datos de un estudio publicado por FEIM en 2015 con apoyo de UNFPA sobre el gasto en bolsillo en Planificación Familiar. “Entre las mujeres que no tienen cobertura de salud, sólo el 44,8 accedió a anticonceptivos gratis”, informó Bianco y señaló: “el gasto de bolsillo en anticoncepción es alto y pesa más en las más pobres. Para la población de menores ingresos, la adquisición de anticonceptivos representa el 8 por ciento de sus ingresos, mientras que para el quintil más alto, sólo significa el 3 por ciento.

 

En tanto, Natalia Gherardi y Lucía Martelotte, de ELA, junto a Camila Barón de ACIJ se centraron en el estudio de las partidas asignadas al Consejo Nacional de las Mujeres y al flamante Plan Nacional Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres 2017/2019, el cual ni siquiera está mencionado en el presupuesto para 2017.

 

“El Consejo Nacidsc_0148onal de las Mujeres tendrá 8 por ciento menos de presupuesto, si se tiene en cuenta la inflación prevista”, sostuvo Martelotte. Para todo 2016, ELA calculó que el Consejo sufrió un recorte de casi 4 millones de peso y solo puede destinar un presupuesto de $3,85 por cada mujer. Para 2017, será de $4,45 por mujer, para todo el año. La cifra es irrisoria si se compara con otras áreas. Por ejemplo, “en 2016 se gasta por día en Prensa y Difusión de actos de gobierno, 17 veces el total de presupuesto diario del Consejo Nacional de las Mujeres”.

 

Barón se refirió a los problemas de transparencia en el manejo de presupuestos, en la definición de metas y en la rendición de lo gastado. “La información debe estar disponible, ahora es ley que debe ser publicada y con todos los datos desagregados”, concluyó.