El aborto fue el tema de una conferencia en diputados como “derecho pendiente en Argentina”

Medio: Télam
Fecha: 24.08.2016
Por Silvina Molina.-
Buenos Aires, 24 de agosto (Télam)
La penalización del aborto lleva a las mujeres, sobre todo a las más pobres, a prácticas inseguras que le generan variedad de problemas y hasta la muerte, afirmó hoy en Diputados la académica canadiense Rebeca Cook, en una ponencia centrada en la necesidad de que el Parlamento debata una ley que garantice el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.
“Cuando el aborto se penaliza, afecta sobre todo a los sectores mas pobres”, enfatizó Cook, codirectora del Programa Internacional de Derecho en Salud Sexual y Reproductiva de la Facultad de Derecho de la Universidad de Toronto.
La especialista presentó la versión en español de su libro “El aborto en el derecho transnacional”, que llegó a la Argentina por iniciativa de la Universidad Torcuato Di Tella y de la Fundación para Estudios e Investigación de la Mujer (Feim), con el objetivo de “aportar al debate y al diálogo entre distintos países y disciplinas para mejorar la comprensión sobre el derecho” a la interrupción voluntaria del embarazo no deseado.
En el intercambio, la diputada radical Carla Carrizo consideró que “hablar sobre el tema sabemos que es complejo, pero (…) el proyecto de despenalización que se presentó este año en la Cámara de Diputados está firmado por 70 legisladores de 12 provincias y de todo el arco político, porque los derechos no tienen partido”.
El libro plantea un cruce jurisprudencial internacional de los últimos 20 años sobre el acceso a la práctica, que en la charla no eludió recientes casos resonantes en Argentina, como la condena a “Belén”, la joven tucumana que tuvo un aborto espontáneo y fue liberada la semana pasada por la Corte de Tucumán, en revisión de un juicio condenatorio.
La presidenta de Feim, Mabel Bianco, reivindicó la respuesta del ministerio de Salud bonaerense, ante un cartel pegado en un centro de salud del partido de Morón, que un día después de la liberación de Belén y dirigido al personal médico, puso que “de acuerdo a las leyes vigentes deberán efectuar la denuncia policial obligatoria ante una sospecha de aborto”.
Hubo una rápida respuesta que generó que el Ministerio de Salud bonaerense emitiera un comunicado reafirmando que “la atención de las mujeres que cursan un aborto siempre debe enmarcarse en el respeto hacia las personas y sus derechos sexuales y reproductivos, como parte fundamental de los derechos humanos y como un deber de todo integrante de un equipo de salud”, refirió Bianco.
Estas situaciones “demuestran que el derecho real llegará cuando se apruebe el proyecto de ley”, opinó la abogada y profesora de la universidad Di Tella Paola Bergallo, autora de uno de los capítulos del libro de Cook.
El aporte de Bergallo en la publicación es un análisis sobre las normas informales que regulaban el aborto en Argentina, donde “se impuso la idea de la ilegalidad” de la práctica a pesar del artículo 86 del Código Penal que establece cuándo es no punible; y la posterior interpretación y fallo de la Corte Suprema del 2012 que determinó que en caso de violación, sólo debe tenerse en cuenta la palabra de la víctima, sin judicializar la situación.
“Aún tenemos infinidad de problemas para acceder al derecho en el país, con grandes disparidades según de qué provincia hablemos”, expuso la profesional.
La diputada Victoria Donda, del movimiento Libres del Sur, sostuvo que “la interrupción del embarazado debe debatirse en el recinto: ya tenemos las firmas, ahora faltan los votos”.
Donda deploró que “hay intereses económicos de médicos que son objetores de conciencia en el hospital público, pero hacen abortos en la consulta privada”, así como “distintos credos religiosos que quieren sostener sus dogmas en las políticas públicas, y del Estado que quiere decidir sobre el cuerpo de las mujeres”.
Sosteniendo el pañuelo verde que identifica a la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, Cook valoró el proyecto que espera debate en Diputados y la tarea “impresionante” de activistas y legisladores.