Empezó en diputados el debate por aborto

El pasado 10 de abril se convirtió en un día histórico para el movimiento de mujeres. Ese día comenzó el debate por la ley de interrupción legal del embarazo, siendo la primera vez que se trata este tema en el Congreso de la Nación. En total se debaten aproximadamente 10 proyectos, entre ellos el de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Legal y Seguro, que ya fue presentado seis veces con anterioridad.

El debate se da a nivel de comisión, con una audiencia donde exponen constitucionalistas, especialistas, periodistas y artistas sobre esta iniciativa. El resultado final de esta votación prevista para junio es una incógnita.

De hecho, los impulsores de la legalización del aborto aún no tienen garantizado un dictamen de mayoría en el plenario de comisiones de Legislación General, Salud Pública, Familia y Legislación Penal, ni tampoco tienen los votos para asegurar la aprobación de esta propuesta.

Las jornadas son coordinadas por el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky, junto a los titulares de Salud, a cargo de Carmen Polledo (PRO); de Familia, Alejandra Martínez (UCR-Jujuy) y de Legislación Penal, que encabeza Gabriela Burgos (UCR-Jujuy).

La serie de encuentros que se efectúan en el Salón 2 del Anexo C sólo puede contar con la participación de los 120 legisladores que componen las cuatro comisiones y los expositores, mientras que los asesores y legisladores que no forman parte de estos grupos de trabajo lo siguen desde otras salas.

Hasta el momento, según el relevamiento hecho por ELA, REDAAS Y CEDES:

En la semana 1: 10 y 12 de abril hubo 34 exposiciones a favor y 35 exposiciones en contra

En la semana 2: 17 y 19 de abril hubo 44 exposiciones a favor y 44 exposiciones en contra

Las sesiones terminarán el 31 de mayo.

En la segunda jornada de debate, Mabel Bianco, médica, Presidenta y Fundadora de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) dijo en su presentación: “Todos queremos que haya menos abortos. Es una coincidencia y lo celebro. La omisión en la legislación es una forma de obligar. Esto es una omisión. La que elige hacer una interrupción de su embarazo se ve obligada a hacerlo poniendo en riesgo su salud y su vida. Esto pasa en todos los sectores sociales. Cuando se vive en un marco de necesidad, si la mujer no lo puede hacer en un ambiente de seguridad, la revictimizamos. No impidan, porque hay mucho sufrimiento”.