El aborto en el derecho transnacional

(26 de agosto de 2016)

 

El miércoles 24 de agosto, a las 12.30, se presentó el libro “El aborto en el derecho transnacional. Casos y controversias” de Rebecca Cook, Joanna Erdman y Bernard Dickens (editores) en el Auditorio de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. La actividad fue organizada por FEIM y la Escuela de Derecho de la Universidad Di Tella, con el auspicio de un importante grupo de diputadas y diputados nacionales firmantes del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y tuvo la presencia de funcionarios/as y organizaciones que trabajan por los derechos de las mujeres.

“La sanción penal ante el aborto y la amenaza de sanción penal ponen en riesgo los derechos fundamentales de las mujeres”. Esta es una de las ideas centrales del libro que se edita por primera en español por el Fondo de Cultura Económica. La publicación estará disponible en las librerías argentinas a partir de noviembre de 2016, informaron en la editorial.

DSC_0118 (2)

 

Participaron en la presentación Rebecca Cook (editora del libro), Mabel Bianco (presidenta de FEIM), Paola Bergallo (profesora de la Escuela de Derecho de la Universidad Di Tella y autora de uno de los capítulos del libro) y las diputadas nacionales Carla Carrizo (UCR) y Victoria Donda Perez (Libres del Sur).

 

Cook agradeció por la organización de la actividad a Mabel Bianco “con quien nos conocemos desde 1994 o  incluso antes” y a Bergallo por invitarla al país a dictar un curso sobre derecho a la salud sexual y reproductiva en la Universidad Di Tella. “El libro recorre y analiza los avances de los últimos veinte años en relación a los derechos de las mujeres y el aborto, muchos de los cuales ocurrieron en América Latina”, reconoció Cook y compartió con el auditorio las diferentes estrategias legales que se dieron en otros países para garantizar el derecho de las mujeres a interrumpir un embarazo sin poner en riesgo su vida ni su salud.

DSC_0125

Al presentar la actividad, la presidenta de FEIM celebró la comunicación distribuida por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires con el instructivo oficial para proceder ante mujeres en situación de aborto en los servicios públicos de la provincia. Allí se aclara que las mujeres nunca deben ser denunciadas y que los profesionales que incumplan sus obligaciones “son susceptibles de sanciones legales, administrativas, civiles o penales”. Bianco comentó que dicha comunicación surgió en rápida respuesta al episodio de una nota que apareció en la cartelera de un Centro de Atención Primaria en El Palomar, donde se informaba erróneamente que “de acuerdo a las leyes vigentes” frente a la “sospecha de aborto” el personal médico debía hacer una “denuncia policial obligatoria”.

 

Carrizo enfatizó que “los derechos no tienen partido sino razones” y dijo que ya hay 70  diputados y diputadas nacionales de doce provincias y diferentes bloques que firmaron el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. también señaló la necesidad de centrar el debate en la defensa de los derechos de las personas y no solo en la salud pública.

 

Bergallo explicó la “confrontación” que se da entre las diferentes interpretaciones que se hacen de la ley, incluso después de la histórica sentencia de 2012, conocida como “fallo FAL”, en la cual la Corte Suprema de la Nación aclaró cuál es la correcta interpretación de las causales por las que el aborto es legal en el país, de acuerdo al artículo 86 del Código Penal. “A cuatro años de FAL aún hay problemas en su interpretación en algunas provincias y la capacidad del Estado aún es deficitaria para hacer cumplir normas”, aseguró Bergallo y advirtió: “se están reinstalando las ideas de criminalizar a mujeres”. Finalmente, aseguró que “la mejor forma legal para fundamentar la necesidad de garantizar los derechos de las mujeres a la vida, la salud, dignidad y la autonomía es que se apruebe el proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo de la Campaña, u otros similares”.

 

La académica en derecho enfatizó que Argentina no tiene una “política clara ni de alto perfil” en relación al derecho al aborto y cuestionó que no existan campañas acerca de este derecho destinadas tanto a mujeres como a profesionales que tienen el deber de realizar las prácticas legales.

 

“Una mujer muere cada dos días por aborto clandestino. El desafío es debatir el proyecto de interrupción del embarazo acá enfrente, en el recinto”, expresó Donda y La diputada, que encabeza con su firma el proyecto presentado en junio por sexta vez junto a la Campaña Nacional por el Aborto legal, seguro y gratuito, enumeró los intereses contrarios a los derechos de las mujeres con los que se enfrenta este proyecto, entre ellos la voluntad de los Estados de controlar los cuerpos de las mujeres así como los intereses económicos de ciertos profesionales médicos. Donda señaló también que debates como el que se habilitó en la presentación de este libro “aportan al camino hacia una Ley que salde esta deuda que tenemos con la sociedad”.

 

Además de Carrizo y Donda, estuvieron presentes en el auditorio las diputadas y diputados nacionales Gabriela Troiano (PS), Brenda Austin (UCR), María Teresa Villavicencio (UCR) y Alejandra Martínez (UCR, Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia), Marcelo Wechsler (Pro), la senadora mandato cumplido y directora del Observatorio de Derechos Humanos del Senado Norma Morandini y numerosos asesores de parlamentarios. También auspiciaron el evento las diputadas nacionales Margarita Stolbizer, Ana Gaillard (FPV), Sergio Wisky (Pro), Alicia Ciciliani (PS), Olga Rista (UCR) y Karina Banfi (UCR), así como María Luisa Storani (PARLASUR).

 

La actividad fue auspiciada por Amnistía Internacional, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES), el Equipo Latinoamericano de Género y Justicia (ELA) y el Observatorio de Género en la Justicia dependiente del Consejo de la Magistratura de CABA.

 

cook2