Nueva edición de la Guía de orientación sobre abuso sexual en la infancia

 

El abuso sexual en la infancia es uno de los delitos más silenciados e impunes. En Argentina, distintas investigaciones señalan que 1 de cada 5 chicos y chicas sufrió abuso sexual por parte un familiar directo antes de los 18 años. FEIM presentó junto a las autoras una nueva edición actualizada de la guía para orientar a las familias que protegen a niñas y niños que fueron abusados sexualmente.
La guía está basada en la experiencia de un grupo de “madres protectoras” y un grupo de profesionales que comparten enfoques basados en el interés superior del niño y la niña. Las autoras son Mabel Bianco, presidenta de FEIM; la abogada Norma Chiapparrone; María Beatriz Müller, de Salud Activa; y Paula Wachter, de Red por la Infancia. “Hablamos desde la experiencia y el dolor, para que otros niños, niñas o adolescentes y sus adultos protectores eviten las artimañas que el sistema sanitario, legal y social les plantea”, explican en el prólogo las autoras.
La publicación explica qué hacer ante la sospecha de abuso así cómo denunciar en la justicia civil y penal, tratando de disminuir la revictimización por parte de las instituciones, especialmente dirigida a las madres, y evitar la revinculación forzada de las víctimas con sus agresores. Incluye también un listado de los recursos en Ciudad y Provincia de Buenos Aires adonde acudir por ayuda.
Informa también sobre las señales que pueden alertar la existencia de este delito y aconseja cómo escuchar a los chicos y qué posibles respuestas darles para que se sientan apoyados y puedan confiar nuevamente en un adulto. También da a conocer algunos mitos en torno al abuso sexual, como los que sostiene erróneamente que los abusos son infrecuentes, o que son perpetrados por desconocidos y no por familiares directos o que solo ocurren en familias desestructuradas o de bajo nivel sociocultural.

DSC_0059 (2)
El jueves 11 de agosto, en el Centro de Información de Naciones Unidas (CINU), se presentó la actualización de la guía actualizada. Participaron en la presentación Raquel Asensio, de la Comisión sobre Temáticas de Género de la Defensoría General de la Nación; Iatatí Canido, Subsecretaria de Promoción Social del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano de CABA y las autoras: Mabel Bianco (FEIM), la abogada Norma Chiapparrone, María Beatriz Müller (Salud Activa) y Paula Wachter (Red por la Infancia). Además, estuvieron presentes la diputada nacional Gabriela Burgos y numerosos grupos de madres y familiares que luchan por justicia ante casos de abuso sexual de niños y niñas.

ASI_uno

Bianco destacó que la guía ahora incorpora las reformas establecidas con la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial, que reconoce a niñas, niños y adolescentes los derechos a ser escuchados durante el proceso judicial y a que se respeten sus decisiones en relación a intervenciones médicas. También se añadió la información de la sanción de la Ley 27.206 de imprescriptibilidad de delitos de abuso sexual en la infancia.

 

Wachter señaló que la publicación “se basa en la experiencia de campo de muchas madres protectoras y sus hijos abusados” para que otras familias sepan cómo actuar ya que “después de un proceso sumamente doloroso”, cuando la víctima llega a la Justicia “cree que se termina ahí y resulta que recién empieza” porque se debe enfrentar todavía “con un laberinto que termina revictimizando a los menores a un costo emocional muy alto”.
Chiapparrone reclamó por la creación de la figura del Defensor del niño, prevista en la ley 26.061 hace más de una década y aun sin implementar. En tanto que Müller contó que la guía es de suma necesidad ya que muchas madres acuden por ayuda cuando sus hijos ya están al borde de revinculacion forzada por la justicia con abusador.
Canido valoró el aporte de las organizaciones sociales para avanzar sobre este asunto tan silenciado y haber logrado “una guía sencilla para un tema complejo”. También enumero los servicios de atención disponibles en la Ciudad de Buenos Aires, como la Línea 102 del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que “es el organismo que tiene el registro de los abogados del niño autorizados en la ciudad”. “Es fundamental escuchar a los pibes, saber que no nos mienten”, recalcó.

 

Asensio aseguró que “la primera mirada del sistema judicial hacia las madres que denuncian abuso es de desconfianza” y explicó cómo actúan los estereotipos y prejuicios de género en este tipo de procesos judiciales generando “fuerte revictimización por motivos de género hacia la madre y desinterés hacia el niño que se animó a hablar y cuya voz es borrada de plano”. Uno de los estereotipos que se activa es el de la mujer que denuncia el abuso contra sus hijos solo para vengarse o sacar algún provecho económico. Otro prejuicio detrás de la desconfianza de la justicia a las mujeres es que no tiene valor la voz de los niños ya que sus dichos son manipulados por la madre. Estos prejuicios impactan en el proceso judicial y “en lugar de investigar el hecho denunciado, el objeto de la investigación pasa a ser la madre. Allí operan otros estereotipos vinculados a qué es ser una buena madre y a aquellas mujeres que se alejan del modelo establecido, se las castiga”, explicó.

 

Luego hubo un interesante diálogo con el público asistente constituido por funcionarias de la Justicia, los servicios de atención, organizaciones no gubernamentales y grupos de personas afectadas.

DSC_0048 (2)

 

La guía puede descargarse gratis en: http://bit.ly/2bkn4Yg