Líderes mundiales por la igualdad de género en ONU

Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer -FEIM, participó en la
“Reunión de Líderes Mundiales sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres: Un
Compromiso de Acción”, organizado por el gobierno de China –país anfitrión de la IV Conferencia Mundial
sobre la Mujer- y ONU Mujeres. La asamblea fue co presidida por los Presidentes de los 3 países que antes
de Beijing tuvieron Conferencias Internacionales de Mujeres: México en 1975, Dinamarca 1980 y Kenia
1985. Participaron más de 80 presidentes y primeros ministros de todo el mundo que asumieron
compromiso con la Agenda de Beijing y de la Igualdad de las Mujeres. Expusieron, entre otros, Angela
Merkel, Dilma Rousseff, Raúl Castro y la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. Todos se
comprometieron a acabar con la discriminación contra las mujeres hacia el año 2030 y anunciaron medidas
concretas y medibles sobre un rápido cambio en sus respectivos países.
Los compromisos incluyeron diversas cuestiones que tratan los obstáculos más acuciantes para las mujeres,
como por ejemplo aumentar la inversión en igualdad de género, alcanzar la paridad para las mujeres en
todos los niveles de toma de decisiones, eliminar la legislación discriminatoria y abordar normas sociales
que perpetúan la discriminación y la violencia contra las mujeres.
Cristina Kirchner afirmó que los tres ejes centrales de la Plataforma de de Acción Beijing son la autonomía económica, política y social, tres aspectos en los que dijo que Argentina avanzó. Afirmó también que la
igualdad de las mujeres se consigue solo en los países en los que se logran programas inclusivos y señaló
que la igualdad de género es imposible en un país inequitativo. A continuación enumeró algunos de los
avances concretados y las políticas de inclusión social de la última década en el país. La Presidenta no
realizó ningún compromiso específico como hicieron la mayoría de los jefes de Estado. Al final le dijo al
Presidente de Dinamarca que no se debe avergonzar por haberse equivocado al referirse al Secretario
General de Naciones Unidas como el presidente de Estados Unidos y dijo que esto podría ser una
premonición de que haya una mujer en esos lugares y especialmente que se cumpla lo que mencionó el
Secretario General que espera sea una mujer su sucesora. La presidenta Argentina también señaló que aún
existe discriminación sexista en nuestro país, e incluso remarcó que “quienes llegamos a la máxima posición
en el gobierno experimentamos esta discriminación sexista, por eso tenemos que luchar para acabarla”.
La serie de presentaciones de los Jefes de gobierno la inició Angela Merkel y hablaron también Dilma
Rousseff, Raul Castro, François Hollande y muchos otros.
“Si cumplen todos los compromisos expresados, la igualdad de género dejará de ser una utopía y será una
realidad. Pero debemos estar atentas las mujeres a monitorear qué cumplen y qué no cumplen, porque es
más fácil decir que hacer”, dijo Mabel Bianco y culminó afirmando que espera que promesas “se
acompañen con más asignación de presupuesto a los programas de igualdad de género”.
En la sesión especial hablo también una joven miembro de YWCA y Tarzila Rivera, Presidenta de Chiripac en
Perú y de la Organización Mundial de mujeres indígenas.